Chocolate Cheese Swirl Bundt Cake

crea tu sabor Septiembre dia 25 blog (2)

Con la llegada del otoño vuelven a apetecer postres dulces, para acompañar con un té o café. Su cremosidad nos encanta y su sabor… ¡es de otro planeta! En esta ocasión, hablamos de nuestra Chocolate Cheese Swirl Bundt Cake, un acompañante perfecto para tardes de lluvia o caprichos dulces.

¿Vas a realizar el postre en casa? ¡Envíanos tus mejores fotos!

Ingredientes

Para el bizcocho:

250g de harina floja

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de sal

135g de cacao en polvo

224g de mantequilla

2 huevos

300g de azúcar

140g de yogurt griego

245ml de leche

1 cucharadita de vainilla en pasta con semillas

 

Para la porción de queso:

226g de queso crema

1 huevo

100g azúcar

 

Ganache:

250g de chocolate 58%

240ml de mix vegetal Caselle

 

Elaboración:

Mezclamos los ingredientes solidos harina, bicarbonato, sal y cacao tamizándolos con un colador. Reservamos.

En un bolw grande mezclamos con unas varillas la mantequilla derretida con el azúcar y los huevos batiendo hasta integrar todos los ingredientes. Incorporamos la mitad de la mezcla de harina y mezclamos hasta integrar. Añadimos el yogurt y la leche volvemos a mezclar e incorporamos el resto de harina. Reservamos.

Preparamos la mezcla de queso mezclando los tres ingredientes en un bolw hasta que quede un batido sin grumos. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180º y rociamos un molde para Bundt con spray desmoldante.

Vertemos la mitad de la masa de chocolate en el molde y la extendemos por las paredes con la ayuda de una lengua dejando un hueco en el centro el cual vamos a rellenar con la crema de queso. Encima de esta vertemos el resto de masa de chocolate extendiéndola bien. Golpeamos el molde para que la masa se reparta y no queden huecos.

Horneamos unos 45-60 minutos, dejamos reposar 10 minutos en el molde y desmoldamos en un disco extrafuerte marmolado para decorar.

Mientras templa preparamos el ganache de chocolate. Para ello calentamos en el microondas la nata y vertemos en esta el chocolate, mezclamos hasta que se integren los dos ingredientes y una vez listo bañamos el bundt con el generosamente dejando el resto del ganache como acompañamiento para los más chocolateros.

 

 

Compartir esta publicacion