Impulsor de repostería, ¿qué es y para qué se utiliza?

impulsor.png

impulsor.png

   Los impulsores gasificantes en polvo son mezclas de álcali y ácidos que, al momento de disolverse en cualquier líquido y entrar en calor, generan una reacción química donde el dióxido de carbono dentro de la mezcla se desprende, lo que crea aire dentro de la masa de los postres y cualquier otro alimento de repostería que se quiera esponjar. Por tanto, se utiliza para que las masas suban al ser horneadas y tengan más consistencia y cuerpo.

   Al impulsor de repostería también se le conoce, erróneamente, por el nombre común de levadura. Debemos saber que el único cambio dentro de los postres es a nivel del gas y otras pequeñas cosas. Existen ciertos impulsores comerciales que se activan sólo al momento de entrar en calor, es decir, cuando lo introducimos en el horno. 

    Hay que mezclar el impulsor con la harina. La dosis de utilización es de 10 a 40 gramos por 1 kilo de harina.  Éste puede combinarse también con algo llamado crémor tártaro, sólo en caso de que el bicarbonato de sodio dentro del impulsor no sea suficiente para esponjar al pastel. El crémor tártaro es otro polvo obtenido de algunas zonas de los viñedos, y es un producto usado desde mucho antes en otros platos que no son de repostería. Se usa también para la estabilización de las claras de huevos.  

   La diferencia entre los impulsores de repostería con el crémor para tártara está solamente en el tiempo de reacción, repetimos que la estructura química de la harina en sí, no se ve afectada por ninguna de las dos, solamente es un agregado de gas a nivel molecular que hace que ésta se expanda.

   En Crea tu Sabor vendemos al peso impulsores gasificantes. Puedes adquirirlo entrando en este enlace.

 

Compartir esta publicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *