Morcilla de chocolate crujiente y helado de chocolate blanco

morcilla de chocolate

¡Nuestra receta de hoy os sorprenderá! ¿Queréis impresionar a vuestros invitados? ¡Probad esta receta facilisima de Morcilla de Chocolate Crujiente y Helado de Chocolate Blanco!

 

Ingredientes

Para el helado:

Para la morcilla:

 

 Elaboración

– Morcilla

– Poner en un recipiente el chocolate cortado en trozos y la nata y fundir en el microondas.

Batir la mantequilla y el azúcar glas hasta que quede como una crema.

Picar en trocitos las avellanas, nueces, pistachos y galletas. Cuando el chocolate y la nata ya estén fundidos, incorporar la mantequilla, los frutos secos, las galletas, el ron y mezclar.

Meter en el frigorífico hasta que se enfríe un poco y la masa adquiera una textura compacta. Una vez que haya enfriado, sacar y extender sobre papel film. Cerrar el papel film sobre la masa apretando y haciéndolo rodar para formar un cilindro, dándole forma de caramelo.

– Meter de nuevo en el frigorífico durante unas horas para que se endurezca. Cuando se haya endurecido, si se desea que adquiera la apariencia de una morcilla, cortar el papel film, dejando los extremos. Atar una cuerda del mismo modo que se ata un rollo de carne, cortar en rodajas y servir.

 

– Helado

– Ponemos el chocolate blanco y 200ml de nata en un cazo al fuego medio hasta que se derrita el chocolate. Lo sacamos del fuego y añadimos las dos yemas de los huevo un poco batidos. Las claras las montamos a punto de nieve.

Añadimos el yogurt y mezclamos bien. Lo dejamos enfriar todo completamente. Incluimos el azúcar invertido.

Montamos las claras de los dos huevos y les añadimos el chocolate ya frío. Lo mezclamos bien y lo dejamos en la nevera al menos 4 horas para que esté bien frío.

– Lo ponemos en la heladera  30 minutos (recordad que el recipiente de la heladera debe estar en el congelador al menos 24 horas). Si no tenemos heladera lo ponemos en un recipiente en el congelador y lo sacamos cada 1/2 hora y lo batimos, así durante dos horas mínimo.

– Cuando esté hecho lo pasamos a un recipiente y lo metemos en el congelador durante 2 horas. Lo sacamos al menos 15 minutos antes de servir a temperatura ambiente.

Compartir esta publicacion