Pastas de té rizadas y planas

pastas de te

¡Hoy traemos una receta doble que os va a encantar! Aprenderemos a cocinar pastas de té en dos versiones: rizadas y planas. ¿Os gustan las típicas galletas de mantequilla que se comercializan en una lata metálica? Si la respuesta es sí, esta receta es para vosotros.

 

INGREDIENTES Y UTENSILIOS (para 20 galletas)

  • Manga pastelera y boquilla de estrella
  • Lengua de repostería
  • 130 g de mantequilla
  • 85 g de azúcar glas
  • 1 huevo grande
  • 200 g harina de repostería
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/3 cucharadita de sal
  • 250 g de chocolate de cobertura
  • 2 cucharadas de aceite de girasol

 

ELABORACIÓN de las Pastas de té rizadas

  1. Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para que la masa no se corte. ¡Sácalos de la nevera un rato antes de empezar la receta!
  2. Tamiza la harina. Resérvala, y mezcla el azúcar con la mantequilla (ablanda la mantequilla para que sea más sencillo).
  3. Añade el huevo y la esencia de vainilla, y bate todo hasta que quede integrado. Después añade la harina tamizada y la sal.
  4. Mezclamos todo despacio, e introducimos la masa en la manga pastelera.
  5. Pon papel vegetal en la bandeja del horno, y con ayuda de la manga pastelera comienza a dibujar las galletas. Una vez que estén todas dibujadas, mételas al congelador media hora. Mientras, precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  6. Saca las pastas del congelador y hornéalas durante 12 minutos, hasta que los extremos queden dorados.
  7. Dejar reposar media hora, hasta que estén totalmente frías. Decorar al gusto.

 

ELABORACIÓN de las Pastas de té planas

  1. La elaboración de la masa es similar. Por lo tanto, repetir el paso 1, 2 y 3 de la receta anterior.
  2. Extender la masa entre dos papeles de horno, aplanándola con un rodillo. Deben tener un grosor de unos 5mm. Colocar en la bandeja del horno y refrigerar un par de horas.
  3. Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Una vez que la masa se haya endurecido, utilizar un cortador para realizar las formas.
  4. Colocar las galletas en la bandeja y hornear durante 10 minutos. Después, retirarlas de la bandeja y dejar enfriar. Decorar al gusto.

Para decorar:

Podéis derretir chocolate al baño María o al microondas. Cuando el chocolate esté fundido añade un poco de aceite de girasol. Baña las puntas de las galletas, y déjalo secar. También podéis decorar con mermelada del sabor que más os guste.

 

Compartir esta publicacion