Phoskitos caseros

crea tu sabor Marzo dia 23 portada receta

Es el momento de quedarnos en casa.

Desde CreaTuSabor, queremos amenizarte esta cuarentena ofreciéndote recetas y consejos que podrás realizar sin tener que moverte de casa.

Hoy os traemos una versión casera de los famosos Phoskitos, conocidos en el mundo entero, siendo la merienda favorita de muchos de los peques de nuestros hogares.

Estos populares dulces tienen su porpia historia que comienza a través de una marca: Phoscao. Un cacao en polvo que data de principios del siglo XX y que anteriormente se había llamado Phospho-Cacao. Durante décadas compitió contra Cola-Cao, hasta que finalmente en los años 60 la empresa Nutrexpa lo compró. La marca desaparecería poco después, en favor del ya famosísimo Cola-Cao.

Una vez que Phoscao era ya propiedad de Nutrexpa, compraron una fábrica de galletas con intención de introducirse en el mundo de la pastelería industrial, y comenzaron la producción de un nuevo pastelito al que llamaron… Phoskitos.

Y después de la teoría… ¡Manos a la masa!

Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho:

 

Ingredientes para el relleno:

 

Ingredientes para la cobertura:

 

Elaboración

 

  • En dos recipientes separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve junto con la sal y el azúcar blanquilla.

 

  • Mezclamos las yemas con el azúcar glas y batimos hasta que espumen. Añadimos la pasta de vainilla y con la ayuda de una lengua incorporamos la harina tamizada con movimientos envolventes. De igual manera vamos a incorporar las claras montadas en tres partes, no añadimos la segunda hasta que la primera no está integrada, cuidando que la mezcla no se baje.

 

  • Extendemos el preparado de bizcocho sobre la bandeja de horno e igualamos con la ayuda de una espátula de codo para que quede igualada por toda la superficie.

 

  • Horneamos unos 10 minutos.

 

  • Nada más sacar del horno espolvoreamos azúcar glas por encima, le damos la vuelta colocándolo sobre un paño de algodón. Retiramos el papel y lo enrollamos dejándolo tapado con el paño hasta que haya enfriado por completo.

 

  • Mientras vamos a preparar el relleno.

 

  • Montamos la nata junto con el azúcar glas, la leche en polvo y la vainilla.

 

  • Batimos la mantequilla hasta que quede bien esponjosa. Añadimos una pequeña porción de nata montada y la mezclamos hasta que se integren. Vamos incorporando el resto de nata gradualmente.

 

  • Una vez tengamos el bizcocho frío, lo desenrollamos y extendemos sobre el la crema, volvemos a enrollar cubriéndolo con film y metemos en el congelador al menos durante 30 minutos, pero cuida que no se congele por completo o te costará muchísimo partirlo después.

 

  • Ponemos en un bol el chocolate junto con la manteca de cacao y derretimos en el microondas por espacios de 30 segundos removiendo cada vez y vigilando que no se nos queme.
  • Sacamos el rollo del congelador y lo cortamos en porciones de unos 2 cm.

 

  • Sumergimos cada una de las porciones en el chocolate derretido para bañarlo completamente y dejamos sobre una rejilla para que solidifique.

 

Y… ¡A DISFRUTAR!

 

Compartir esta publicacion